Un niño muy inquieto llamado por su familia Carlos Angustia o Carlos Disgusto, ya que hacia mucha travesuras. Siempre en contacto con la naturaleza, en la búsqueda de algún deporte que practicar le gustaba correr olas en su adolescencia. Ya estudiando Ingeniería Mecánica comenzó a practicar Judo en Universidad Central de Venezuela, aproximadamente un año mas tarde en el año 97 comienza el curso de submarinismo en la misma casa de estudios y se siente tan atraído por el buceo a pulmón y la pesca submarina que deja el judo para dedicarse por completo a estos dos deportes. A finales del 97, comienza su carrera competitiva como novato en estas dos disciplinas, quedando muchas veces en los primeros lugares a nivel nacional. Luego en el año 99, tiene que decidirse cual es su prioridad a nivel de competencia “la pesca o la apnea” y toma la gran decisión de dedicarse deportivamente a esta disciplina y junto con un grupo de 4 o 5 compañeros que también empiezan a entrenar fuertemente y ganar a nivel nacional, forman la primera selección nacional de apnea y salen a competir por primera vez a nivel mundial a Niza en el año 2000, quedando en tercer lugar el equipo venezolano.

Esto motiva mucho a Carlos, ya que el fue siempre el planificador y líder del grupo, pero un décimo primer lugar en el año 2001 en el campeonato mundial por equipo lo impulsa a entrenar individualmente para mejorar sus marcas personales y se plantea hacer un record mundial en nuestro país. En octubre del 2002, en el marco del primer Reto en el Abismo, un evento muy sencillo en Puerto Cruz-Edo. Vargas. Carlos saca del anonimato este deporte en nuestro país, logrando no uno, sino dos records mundiales en las modalidades de Inmersión Libre (-93m) y Peso Constante (-90m) en menos de una semana.

A partir de ese momento, comienza la carrera ascendente de Carlos, siendo todo un éxito en todos sus propósitos y cada año logra batir records en las diferentes modalidades de profundidad del buceo a pulmón. En el año 2003, se convierte en “el primer ser humano en pasar la barrera de los -100 m a pulmón sin asistencia” avalado por Guinness, al realizar la marca de -101m en Inmersión Libre en el P.N. Mochima en un evento donde el publico niños y adultos tuvieron la experiencia de participar y observar desde el agua esta hazaña. En el año 2005, la Asociación Internacional para el desarrollo de la Apnea AIDA, organiza el primer Campeonato Mundial Individual de Peso Constante en Niza-Francia con la participación de los mejores atletas del mundo, donde Carlos se titula Campeón del Mundo batiendo el record con una marca de -105m, dejando atrás a sus principales rivales.

Este Rey de los Mares como le dicen por ahí, logró en mayo del 2006 durante Reto en el Abismo su último record mundial en Peso Variable a -140m y que todavía se encuentra vigente. Esta marca fue realizada en Sharm El Sheik-Egipto, como parte de una estrategia logística y de entrenamiento para su siguiente y más ambicioso intento: el record de No Limits. Siendo esta, la modalidad mas extrema de este deporte por las grandes profundidades que se alcanzan, que sobrepasan las fronteras del conocimiento de los limites de un ser humano. Este intento estaba programado para el 23 de Septiembre del 2006. La meta era tratar de llegar a los -200m, pero desafortunadamente el 12 de ese mismo mes, mientras Carlos realizaba -182m en entrenamiento a un metro del record mundial para la fecha de No Limits (-183m), sufre un accidente cerebrovascular ACV gaseoso, debido a una burbuja que se alojó en la parte derecha del cerebelo ocasionándole un infarto en los tejidos mermando algunas funciones del lado izquierdo de su cuerpo.

Coste quien posee 9 registros mundiales, y quien ha llevado la bandera de Venezuela muy en alto alrededor del mundo, estuvo en una fase de rehabilitación, recuperándose de manera vertiginosa cumpliendo con fisioterapia neurológica, entrenamiento físico de natación y gimnasio, y sobretodo preparación mental para unos de los retos mas importante de su vida: recuperarse al 100%. Aunque por un tiempo, tuvo médicamente limitada la práctica de la apnea continuó preparándose de manera integral para la apnea competitiva. Y en el año 2007, regresa nuevamente a la competencia primero en julio en el campeonato mundial de piscina logrando un record suramericano en dinámica con aletas y luego en noviembre vuelve a las aguas egipcias para defender el campeonato mundial de peso constante consiguiendo un tercer lugar.

Carlos Coste el acuaman criollo, como lo llaman popularmente se entrena día a día con constancia y dedicación para alcanzar sus sueños.

Por Gaby Contreras

Enero 2008