Cóndor Vultur gryphus en peligro CRÍTICO

Cóndor
Vultur gryphus

Descripción: Ave carroñera de gran tamaño y de magnífica presencia. Mide entre 1,02 y 1,27 m de alto, y sus alas abiertas alcanzan hasta 3,2 m de envergadura. La cabeza, de color carne oscuro, está desprovista de plumas y coronada por una carúncula carnosa. El plumaje de casi todo el cuerpo es de color negro, aunque en el cuello posee una franja blanca que no llega a completarse en el frente. La hembra es similar al macho, pero carece de carúncula,mientras que los inmaduros o juveniles son de color negro parduzco.

Cóndor Vultur gryphusDistribución: Se distribuye a todo lo largo de la cordillera de los Andes, desde la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia y la sierra de Perijá en Venezuela, hasta Tierra del Fuego en Argentina, abarcando Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay, Chile y Argentina. En Venezuela se encuentra en la cordillera de los Andes y en la sierra de Perijá.

Nombres comunes: Cóndor, Buitre, Cóndor andino Andean condor

Situación

En Venezuela ha sido incluida como una de las cuatro especies de aves con mayor prioridad de conservación. En el país se le consideraba extinta desde 1912, hasta que fue observada de nuevo en 1976 en el estado Mérida. Aunque escasa, se tienen reportes de su avistamiento en la sierra de Perijá y se cuenta con unos 8 registros anuales en la cordillera de Mérida. Su presencia en Venezuela puede considerarse casual, posiblemente se trate de individuos provenientes de la Sierra Nevada de Santa Marta en Colombia. Sin embargo, tradiciones locales y la abundancia de lugares designados con el nombre local de “buitre”, indican que hasta aproximadamente principios de siglo tenía una distribución estable. Existe una pequeña población introducida en sierra La Culata con menos de 10 individuos sobrevivientes, y con 5 a 10 individuos visitantes por año provenientes de Colombia. En el ámbito global es reportada como Casi Amenazada, aun cuando su situación se agrava de sur a norte. En Colombia está clasificada En Peligro, con 7 núcleos poblacionales y unos 105 individuos, la mitad reintroducidos. En Ecuador la especie era numerosa hasta 1986, pero actualmente es clasificada En Peligro Crítico y se reportan sólo 65 individuos en 5 poblaciones disjuntas. En Perú es clasificada Vulnerable. En Chile, aunque se considera Vulnerable, junto con Argentina se tienen las mayores poblaciones, con cerca de 5.000 individuos.

Amenazas

Todas las amenazas se exacerban cuando se trata de un ave con muy baja tasa reproductiva. El principal factor que ha contribuido a la desaparición de la especie en Venezuela es su cacería, al considerarla erróneamente como depredadora de aves domésticas, ovejas, e incluso de niños pequeños. En otras ocasiones es capturada por curiosidad o como trofeo, debido a su gran tamaño. En menor grado es víctima de intoxicación por ingestión de carroña envenenada con cebos tóxicos o de carne de animales muertos por balas. También se ve afectada por la acumulación de DDT que podría ocasionar la fractura de las cáscaras de sus huevos. Igualmente se ha reportado el saqueo de huevos y pichones por parte de coleccionistas. Otras causas estarían asociadas al deterioro ambiental y a la extinción local o la disminución de herbívoros andinos.

Andean Condor - Vultur gryphus

Conservación

Está incluida en los Apéndices I y II del CITES. En Venezuela se establece su veda indefinida mediante el Decreto N° 1.485 (11/09/96) y ha sido declarada Especie en Peligro de Extinción con el Decreto N° 1.486 (11/09/96) .En enero de 1993, fueron reintroducidos 5 cóndores en el páramo de Mifafí del Parque Nacional Sierra La Culata, estado Mérida. Ese mismo año, un cóndor adulto silvestre proveniente de Colombia, se unió al grupo. Posteriormente fueron reintroducidos 9 individuos adicionales, incluyendo 4 individuos en el páramo Don Pedro del Parque Nacional Sierra Nevada [5]. Se estima que la población actual es de 10 animales ya que varios murieron por diferentes causas. En los últimos años nacieron 2 crías en cautiverio en Mérida, siendo los primeros registros para Venezuela. Todos los proyectos de conservación centrados en esta especie son liderados por Bioandina, además de un programa de sensibilización de amplio alcance en el estado Mérida. Se observa que el apoyo de organizaciones privadas y gubernamentales orientado a su protección no ha tenido continuidad. Se recomienda continuar y fortalecer los programas de educación ambiental, cría en cautiverio y especialmente el programa de reintroducción, asociado a estudios de la adaptación de la especie a la vida silvestre y sus consideraciones en cuanto a la disponibilidad natural de alimentos. En este sentido, es probable que la conservación y reintroducción del venado caramerudo andino, otra especie amenazada, contribuya con la sobrevivencia de esta ave. Adicionalmente, sería oportuno intensificar las investigaciones en la sierra de Perijá.

Referencias: [1] BirdLife 2000. [2] Hilty 2003. [3] Rodríguez et al. 2004a. [4] Phelps & Meyer de Schauensee 1979. [5] M.R. Cuesta com. pers. [6] Rodríguez & Rojas-Suárez 2003. [7] IUCN 2007. [8] Suárez & García 1986. [9] Pulido 1991. [10] Granizo et al. 2002. [11] Renjifo et al. 2002. [12] CITES 2006. [13] Venezuela 1996a. [14] Venezuela 1996b.

Autores: Christopher J. Sharpe, Franklin Rojas-Suárez, David Ascanio

Fuente: Libro Rojo de la Fauna Venezolana

About the Author

Leave a Reply

*