¿Por qué los perros obedecen y los gatos no?

Si has tenido alguna vez perros y gatos seguramente habrás notado que los perros son más obedientes. Y te has preguntado: ¿Por qué los perros obedecen y los gatos no?

Salvo en excepcionales ocasiones, los gatos suelen ser animales domésticos más independientes y que, por lo tanto, únicamente obedecen a rajatabla a sus dueños cuando saben que van a conseguir algo a cambio. Estos dos tipos de comportamiento tan diferentes tienen una explicación lógica, que fácilmente se puede entender.

Conducta Natural vs. Conducta Doméstica

Antes de comenzar, no podemos olvidar que los perros y los gatos son animales cuyo hábitat natural no son las casas de las personas. Sus antecesores, antes de ser domesticados, vivían en ambientes salvajes con unas condiciones totalmente diferentes a las que viven ahora y por lo tanto su comportamiento era diferente.

perros

Es aquí donde radica la diferencia entre los perros y los gatos. Muchos de los comportamientos y conductas que adquirieron durante su época salvaje, a pesar del adiestramiento, siempre estarán presentes en mayor o menor medida en su vida doméstica.

Perros y Gatos en ambiente Salvaje

Los perros, al igual que los lobos o las hienas, en estado salvaje son animales sociales, que viven en manada y cooperan para conseguir sus alimentos. Su organización social es muy fuerte, trabajan en equipo y se reparten sus diferentes roles sociales. Es por ello, que en ambientes domésticos, también aceptan y están predispuestos a tener una jerarquía social que incluye a sus propios dueños. Por eso es importante que en el adiestramiento de los perros se deje muy clara desde el principio la jerarquía perro-dueño, una vez establecida el perro será un animal fiel y cariñoso que tratará a su amo como si de un miembro de su manada se tratase.

perros gatos

Por otro lado los gatos en estado salvaje, al igual que muchos otros felinos, son animales solitarios que no necesariamente necesitan de otros gatos para poder cazar o vivir. Cuidan en todo momento de comer sus presas sin la presencia de otros animales, ya que nos les gusta compartir el “botín”. A diferencia de los perros cuya fuerza reside en la manada, los gatos sobreviven gracias a su conocimiento del ambiente, su sigilo y su destreza como cazadores solitarios.

Por todo esto, es más probable que los gatos en ambientes domésticos no acepten un rol dentro de la familia y les guste ir por su cuenta.

Excepciones

Existen excepciones en ambos casos, perros desobedientes y gatos obedientes. Los perros desobedientes, en la mayor parte de los casos, son así porque el adiestramiento que les ha dado su dueño no ha sido el correcto y por lo tanto han adquirido un rol dentro de la “manada familiar” que no le corresponde. En su contra, los gatos obedientes, son así porque sus dueños han conseguido educarlos mediante el método de recompensas y se han habituado a este comportamiento a priori extraño para ellos.

perro gato

Y tú, ¿qué opinas? ¿Te gustan más los gatos o los perros? Cuéntanos tu experiencia….

Fuente: http://supercurioso.com/por-que-los-perros-obedecen-y-los-gatos/

About the Author

Leave a Reply

*